+34 652 90 30 72

michele.disei@kwspain.es

Compare Listings

What you should’t expect from your real estate agent

What you should’t expect from  your real estate agent

Un agente inmobiliario puede adquirir diferentes roles en su trabajo:

  • Puede ser un educador, que muestre a sus clientes las mejores vías para la compra o la venta.
  • Puede convertirse en consejero, para ofrecer a sus clientes las mejores recomendaciones a la hora de encontrar la vivienda de sus sueños, o conseguir venderla de la manera más rápida.
  • En otras ocasiones, adquiere el rol de gestor, para ayudar en los trámites referidos al papeleo.
  • También debe ser un buen comunicador, para saber dar valor a los puntos fuertes de cada vivienda.
  • Y Profesional del marketing, conocedor de las mejores técnicas de promoción y venta.

Y podríamos seguir con otras tantas cualidades.

Pero hay cuestiones en las que no esperes que actúe tu asesor.

3 cosas que no es un agente inmobiliario

A pesar de que un agente inmobiliario puede ser muchas cosas, también hay que dejar claro lo que no es, y desde luego, lo que nunca será un agente inmobiliario.

1- NO somos comerciales

Nuestro trabajo es asesorar en la venta, no vender.

Cuando un comprador acude a un agente inmobiliario, no lo hace con la intención de encontrar un comercial que le venda. Lo que busca es a un profesional que le ayude y asesore durante todo su proceso de compra. Un profesional que escuche sus necesidades, y en función de ellas, le ayude a encontrar la casa que más se adapte a sus exigencias.

El propietario debe tener claro que el que está vendiendo su vivienda es él, no su agente inmobiliario. Al igual que en el caso de los compradores, un agente inmobiliario asesorará al vendedor durante todo su proceso de venta, aplicando sus conocimientos concretos referidos al sector inmobiliario para conseguir una venta más rápida y rentable.

2- NO somos los que fijamos los precios

Nosotros no somos los que fijamos los precios de las viviendas, pero tú tampoco.

A pesar de que el propietario siempre es el que tiene la última palabra, un agente inmobiliario velará por que el precio de salida de la vivienda en venta, sea el adecuado. Esto es así, ya que de otra manera, el piso permanecerá en el mercado inmobiliario durante demasiado tiempo, haciendo perder el interés por él a los posibles compradores. Algo perjudicial tanto para el propietario como para el agente inmobiliario en sí.

Los agentes inmobiliarios no somos los que elegimos los precios de salida, simplemente los fijamos teniendo en cuenta la competencia y las características propias del inmueble como su ubicación, estado, orientación, superficie…

3- NO te vamos a decir a todo que sí

Y si lo hacemos, es que algo no marcha bien.

“Quiero vender mi casa por 180.000 euros”. -Vale.

“Quiero que mi vivienda aparezca anunciada en todos los portales inmobiliarios”. – Vale.

“Quiero pintar las paredes de mi vivienda de color amarillo pollo para que aporte mayor luminosidad”. – Vale.

Desconfía de un agente inmobiliario que te diga a todo que sí.

Si esto es así, o bien tú no necesitas un agente inmobiliario porque estás perfectamente capacitado para vender tu vivienda tú solo, o simplemente el profesional que has elegido no tiene mucha idea de lo que está haciendo.

Recuerda que los agentes inmobiliarios estamos para asesorar en la venta, no para decirte que sí a todo. Intentaremos ofrecer siempre lo más conveniente para vender tu vivienda y te intentaremos hacer ver cuando estás tomando el camino correcto.

Y para que no tengas dudas sobre lo que es y lo que no es un agente inmobiliario, no dudes en visualizar el vídeo, en el que te lo explico:

 

Comparte! Share!

Facebook Comments

img

marketing

Agente Inmobiliario especializado en Marbella, Benalmádena y Torremolinos.

Related posts

¿Vale más mi vivienda por ser más bonita?

A menudo, los vendedores de vivienda soléis considerar que vuestra casa es la que tiene los...

Continue reading
by marketing
write us