+34 665 141 141

michele.disei@kwspain.es

Compare Listings

5 formas comunes que un vendedor utiliza para escapar de la realidad

5 formas comunes que un vendedor utiliza para escapar de la realidad

Si tu casa todavía no se ha vendido y tienes una de estas 5 conductas, es probable que estás evitando la realidad  y no lo sabes.

 

“Podemos evadir la realidad, pero no podemos evadir las consecuencias de evadir la realidad” – Ayn Rand

 

En un mercado como el de ahora, con menos transacciones, con pocos compradores motivados y siempre mas viviendas en venta, hay distintos caminos para un propietario, que no consigue vender su casa, para escapar de la realidad. Algunos de ellos son muy obvios, como no tomar acciones y hacerse vencer por los  miedos o tomar distancia. Otros, en cambio, son vías más sutiles que tienen que ver con conductas poco adaptativas que encubren esa evasión.

El riesgo mayor para un vendedor de escapar de la realidad en este mercado es la conducción al autoengaño con la consecuencia de que el problema crezca sin control y asi tener qué malvender o no vender su casa.

Sin darse cuenta, el afán por no afrontar la realidad hace que el vendedor se esconde detrás de conductas desadaptativas que no resuelven lo que quiere evadir y, en cambio, generan nuevos problemas. Las siguientes son algunas de esas conductas.

1. Contar con lo que no ha ocurrido todavía

Hoy, ahora, este momento, el presente es lo único que tenemos con seguridad, el pasado es sólo un recuerdo y el futuro es como todos sabemos incierto. Cuando vendes tu casa no cuenta por cuanto te la habían tasado el año pasado, por cuanto se vendería si se acaba la pandemia o cuando todos estarán vacunados. Esta es una forma de escapar de la realidad que nos remite a un mundo ilusorio. Es el mundo de “si sucediera esto, se resolvería aquello”.

2. Depender de otros, una forma de escapar de la realidad

Otra forma para un vendedor de escapar de la realidad propia es sujetándola a la realidad de los demás. Hay dos maneras de hacerlo. Una, la más común, es responsabilizando a otros de lo que nos sucede. El problema es el COVID; las restricciones; la politica; la economía; los bancos; el vecino que tiene su casa a un precio muy bajo y así sucesivamente.

El otro camino de la dependencia es el de aferrarnos a alguien específicamente y delegarle a esa persona la responsabilidad sobre nuestro destino. Así no tenemos que confrontarnos con nuestros errores o problemas.

3. Inventar justificaciones

También es muy habitual que el propietario elija el camino de escapar de la realidad buscando justificaciones ficticias para lo que nos ocurre. Las favoritas son el destino o la mala suerte. Esto, por supuesto, para algunos vendedores estaría fuera de su control y por eso no puede hacer nada al respecto.

4. Sobredimensionar los hechos

Aumentar la gravedad de algunos problemas a veces sirve al propósito de eludir otros. Hay quienes, por ejemplo en estos tiempos de pandemia no paran de mirar en las noticiarios los infectados por coronavirus, el paro, el PIL y cuanto más y lo usan como una excusa para no tomar acción. Aparentemente, el mundo está tan mal que no vale la pena intentar mejorarlo haciendo esfuerzos propios.

A veces, también la pareja, el hijo, la madre o el trabajo se convierten en una especie de nido de males. Toda la atención se enfoca hacia una de esas realidades y cualquier nimiedad en ese ámbito se transforma en una hecatombe. Esta es también una manera de escapar de la realidad, creando una cortina de humo.

5. Posponer lo importante

Dejar para después comienza siendo una forma de manejar el tiempo, que llega a ser una costumbre en quienes quieren escapar de la realidad. Posponen las cosas justo cuando estas comienzan a ponerse difíciles.

Posponer indefinidamente las cosas es una manera de sacarlas de la mente sin experimentar culpa por ello. Sabemos en el fondo que lo correcto es abordarlas, pero optamos por eludir la situación y es así como creamos una larga cadena de pendientes que luego no sabemos cómo empezar a resolver.

Tratamos de escapar de la realidad cuando no tenemos claridad sobre cómo afrontarla o sentimos que las herramientas con las que contamos no son suficientes para hacerlo. Casi siempre nos equivocamos en esto.

 

¿Sabías que… en la actualidad existen 63.000 viviendas de segunda mano en venta en la provincia de Málaga?

Para hacernos una idea, de esas 63.000 viviendas tan solo el 10% se venderán en los próximos 3 meses. Además, según estudios recientes, el plazo de venta medio en Málaga se sitúa en los 9 meses, un periodo que podría alargarse aún más si no se realiza una valoración de precio apropiada a las características y ubicación del inmueble.

 

Por qué elegir un precio adecuado

Uno de los errores más comunes al vender vivienda en Málaga, es comenzar con un precio de salida alto. Esto es así, ya que los vendedores suelen considerar que ya tendrán tiempo de bajar el precio más tarde si eso que fuera necesario.

Comenzar con un precio de venta de nuestra vivienda demasiado alto, es una práctica que nos hará perder tiempo, y, sobre todo, dinero. ¿Por qué?

Filtros de búsqueda

El 95% de las personas que buscan vivienda, lo hacen a través de Internet. Como podrás imaginar, debido a la multitud de viviendas a la venta en Málaga, es imposible que un comprador alcance para mirar todas una por una.

Es por ello, que una de las técnicas más empleadas de búsqueda, es la de utilizar filtros, sobre todo, filtros de precio. De esta manera, el comprador se asegurará de que las viviendas que está consultando, cumplan con su presupuesto.

Si nuestro piso se encuentra fuera de su rango de precios, automáticamente nos quedaremos fuera de su visualización, y por tanto, fuera de su alcance.

Fecha de publicación

Otro elemento a tener en cuenta, es que los compradores tienden a pensar que, si una vivienda permanece a la venta durante demasiado tiempo, es porque ‘algo malo debe de tener’.

Por este motivo, los compradores pasarán de largo por la ficha de nuestro inmueble, y si finalmente se animan a realizar una oferta, lo harán por un precio considerablemente inferior al de mercado.

Ventas más rápidas y rentables

Si por el contrario establecemos un precio adecuado para nuestra vivienda, enseguida notaremos una gran afluencia de tráfico hacia la ficha de producto y una mayor cantidad de visitas a nuestro inmueble.

Cuando los compradores descubren un nuevo inmueble a la venta y consideran que su precio es adecuado, enseguida se apresuran a realizar ofertas. Consideran que se trata de un inmueble ‘caliente’ y tienen miedo que otro comprador más avispado se les adelante con la compra.

Si quieres vender una vivienda en la Costa del Sol y no sabes cuál puede ser su precio adecuado, ponte en manos de profesionales.

Contacta con Michele Di Sei, agente inmobiliario especializado en la Costa del Sol. Gracias a la multitud de viviendas gestionadas en la zona, encontrarás el precio apropiado para que tu vivienda se venda de forma rápida y al mejor precio.

 

Comparte! Share!

Facebook Comments

img

micheledisei

Publicaciones relacionadas:

Cómo puedes ayudar a la economía con un pequeño gesto

Esta semana, recibí una pregunta de un amigo: ¿La bajada de transacciones inmobiliarias  afectan...

Continuar leyendo
Por micheledisei

11 razones para vender tu propiedad durante los próximos dos meses

El clima puede ser más frío, ¡pero el mercado inmobiliario aún está CALIENTE! ¡No dejes que...

Continuar leyendo
Por Maria Suprun

10 mejoras simples que pueden transformar una casa obsoleta

Como los compradores potenciales tienen que tomar decisiones rápidas basadas en visitas limitadas...

Continuar leyendo
Por Maria Suprun
Escríbenos